Investigadores del Hospital Regional de Málaga y del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) han analizado el impacto de la infección por COVID en la población española con un trasplante de órgano sólido –riñón, hígado, corazón, pulmón y páncreas–, así como con trasplante de células madre hematopoyéticas –presentes en sangre periférica y médula ósea–.

Las primeras conclusiones, según han informado en un comunciado, señalan que las personas trasplantadas tienen mayor riesgo de padecer COVID-19 y hacerlo con un peor diagnóstico. El trabajo de los profesionales ha sido publicado en la revista científica ‘American Journal of Transplantation’ e incluye un total de 778 receptores de estos trasplantes realizados en España: 423 de riñón, 113 de células madre hematopoyéticas, 110 de hígado, 69 de corazón, 54 de pulmón, ocho de páncreas y uno multivisceral.

El estudio se centra en analizar la incidencia de la infección por COVID-19 en la población trasplantada y recoge toda la información clínica disponible de los pacientes trasplantados que sufrieron dicha infección hasta el 13 de julio de 2020. Asimismo, profundiza en los factores de riesgo de mortalidad en estos enfermos. Además, en la edad mayor de 60 años, el distress agudo respiratorio y el trasplante de pulmón, fueron factores de riesgo de mortalidad.

El jefe de servicio de Nefrología del Hospital Regional Universitario de Málaga y vicedirector científico de Ibima, Domingo Hernández, destaca que “este estudio conlleva una de las series más grandes publicadas a nivel mundial en los receptores de trasplantes de órganos sólidos y células hematopoyéticas con un diagnóstico de COVID-19”. En este sentido, Hernández ha apuntado que este hecho “proporciona un panorama nacional sobre la carga de morbilidad y la historia natural de infección por SARS-CoV-2 en la población trasplantada española”.

Además, ha recordado la importancia sobre el conocimiento de la historia natural de la enfermedad y los factores de riesgo de mortalidad en pacientes que reciben potente inmunosupresión ya que “son clave para optimizar el manejo de esta infección en la población trasplantada y mejorar la supervivencia en futuras olas pandémicas por este vrius”.

El estudio está liderado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), la Sociedad Española de Trasplante (SET), la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología, la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y el grupo español para el estudio de la infección por COVID-19 en receptores de trasplantes, con la colaboración de la mayoría de los equipos de trasplantes del país.

El Registro de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) ha proporcionado la información de donantes y receptores de todos los hospitales trasplantadores del país.

Fuente: La Vanguardia

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*