Los trasplantados de hígado afectados de covid-19 presentan una menor respuesta inmune. Esta observación permitirá diseñar estrategias preventivas y de vacunación concretas para estos pacientes.

Un estudio coordinador por equipos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid muestra que los trasplantados hepáticos con afectados de covid-19 tienen una menor respuesta inmune, según publica American Journal of Trasplantation.

Esta estrategia de trabajo, que permitirá adoptar medidas preventivas y de vacunación entre estos enfermos, también ha observado que en las mujeres, el tratamiento con inhibidores y el mayor tiempo trascurrido del trasplante se asocian a más persistencia de anticuerpos, según Magdalena Salcedo, responsable médico de la Unidad de Trasplante Hepático, y Patricia Muñoz, la jefe del Servicio de Microbiología y Enfermedades infecciosas, ambas del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, y coordinadoras del citado estudio en el que han participado todas las unidades de trasplante hepático de España. 

El análisis se ha centrado en la respuesta inmune y el curso clínico de estos pacientes en los primeros doce meses tras la infección. En los primeros seis meses del estudio se ha podido comprobar que ambos grupos de pacientes presentaron un descenso de los niveles de anticuerpos frente a SARSCoV-2 entre el tercer mes y el sexto de postratamiento.

“Sin embargo, los pacientes trasplantados hepáticos presentaron un descenso más pronunciado de los niveles de anticuerpos en comparación con los pacientes no inmunodeprimidos”, señala Salcedo.

Igualmente, la investigación arroja conclusiones sobre los pacientes trasplantados hepáticos: en las mujeres, el tratamiento con inhibidores o un mayor tiempo trascurrido desde el trasplante se asocian, entre otros factores, a una mayor persistencia de anticuerpos tras los seis meses de haber padecido la infección.

Para la responsable de la Unidad de Trasplante Hepático del Marañón conocer “la capacidad inmunógena del microorganismo, la capacidad de respuesta del huésped, la durabilidad y el grado de protección frente a nuevas infecciones son fundamentales”.

El seguimiento de esta respuesta inmune permitirá la adopción de medidas específicas preventivas es tanto frente a nuevos episodios epidémicos, como a la política de vacunación y su seguimiento, señala Salcedo.

Dada la relevancia científica y clínica, los resultados preliminares han sido publicados a tan sólo seis meses del inicio del estudio por la American Journal of Trasplantation.

En total se han analizado 142 pacientes, comparando un grupo de 71 receptores de trasplante hepático con diagnóstico clínico de Covid-19, con un grupo de 71 control, constituido por pacientes no inmunodeprimidos, pero igualmente diagnosticados con la enfermedad en el mismo periodo (primea ola epidémica de marzo de 2020).

En este proyecto multicéntrico, liderado por el Gregorio Marañón, han participado 25 unidades de Trasplante Hepático de toda España. Avalado por la Sociedad Española de Trasplante Hepático, el estudio ha contado con la colaboración del Registro de Trasplante Hepático de la Organización Nacional de Trasplantes ONT.

El proyecto concluirá con el seguimiento a 12 meses de la infección y un análisis de la memoria inmune generada a través de la inmunidad celular. Este subestudio ha merecido una beca de Investigación de la Sociedad Española de Trasplante Hepático (SETH) y se realiza junto con el laboratorio de Investigación del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, siendo coinvestigadora del proyecto Mª Jesús Citores.

Fuente: Diariomedico.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*