Innovadora nanoterapia para evitar la inmunosupresión en trasplantes

Categories: Noticias

Científicos españoles han dirigido un estudio internacional en el que comprueban que una nueva nanoterapia lipídica puede eliminar la inmunosupresión de por vida en trasplantes de órganos. Los ensayos clínicos podrían comenzar en unos 3 ó 5 años.

Una nanoterapia dirigida hacia las células del sistema inmune innato, diseñada por investigadores del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), permite la aceptación indefinida de órganos trasplantados, lo que podría  eliminar la necesidad de inmunosupresores de por vida. El resultado de este estudio, liderado por el grupo de Inmunología del ISCIII dirigido por Jordi Cano Ochando, supone un gran avance en el tratamiento de los pacientes trasplantados. “Se trata, de una estrategia basada en la novedosa inmunidad entrenada y de la que esperamos buenos resultados, ha indica a DM Cano Ochando, del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III y responsable principal del trabajo, quien adelanta además que “el grupo espera que entre los próximos tres y cinco años empiecen a realizarse los primeros ensayos clínicos, ya que nanoparticulas que se han empleado en esta investigación  componen fármacos que se administran todos los días en la clínica”.

En este estudio, publicado en Immunity, pionero en el mundo y centrado en un nuevo mecanismo, el de la inmunidad innata, han participado además, más de una decena de instituciones internacionales como el Hospital Monte Sinai de Nueva York, la Universidad de Harvard, el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center y el Weill Cornell Medical College, todos en Estados Unidos.

Nanopartículas lipídicas en médula ósea

La gran innovación de este trabajo ha sido el desarrollo de nanopartículas lipídicas que actúan sobre los precursores mieloides de la medula ósea. “Estas nanoparticulas lipídicas tienen capacidad para penetrar en la medula ósea y liberar agentes inmunorreguladores en precursores de células mieloides. Sus efectos terapéuticos perduran en el tiempo, evitando el uso continuo de estos fármacos como ocurre hoy en día en la clínica”, detalla Ochando. De esta forma, el científico señala que, frente a los inmunosupresores actuales, “totalmente necesarios para controlar el rechazo de órganos trasplantados, esta nueva estrategia equilibra la toxicidad y hace menos susceptible al trasplantado frente a infecciones, así como antre la posibilidad de desarrollar, a largo plazo, complicaciones tumorales.

La identificación de la inmunidad entrenada como mecanismo de rechazo del órgano trasplantado ha sido clave para el desarrollo del estudio. “La inmunidad entrenada es la capacidad de las células inmunes innatas para actuar con cierta memoria inmunológica de manera que, bajo ciertos estímulos que se producen durante el trasplante de órganos, las células mieloides entrenadas son capaces de inducir el rechazo del trasplante”, según Patricia Conde, coautora del trabajo.

La estrategia con nanopartículas podría utilizarse en la clínica para el rechazo agudo y para el crónico

Actualmente no existen tratamientos in vivo dirigidos hacia las células mieloides, responsables del inicio del rechazo del trasplante.  Su potencial traslado al ámbito clínico podría cristalizarse para evitar los rechazos agudos y crónicos. “La estrategia con nanopartículas lipídicas puede utilizarse en un trasplante de ‘novo’. Pero también podría ampliar su uso, con al menos una dosis, en pacientes que fueron trasplantados con anterioridad”. La inmunidad parece que se logra también en esta fase, lo que justificaría la retirada de la inmunosupresión convencional”.

Los autores añaden que el impacto de este estudio trasciende al campo de trasplante de órganos, ya que “la prevención de la inmunidad entrenada es un enfoque terapéutico novedoso que puede ser aplicado para tratar la activación inmunitaria excesiva durante trastornos autoinmunes, afecciones inflamatorias crónicas, y alergias, explica Jordi Ochando.

Fuente: www.diariomedico.com

Author: Satot

Deja un comentario